MITOS DEL MÉTODO MONTESSORI

¿POR QUÉ MONTESSORI?

MITOS Y REALIDADES

Mito 1: Los niños Montessori no tienen un alto nivel académico.

Realidad: Los niños Montessori, generalmente, destacan en diferentes instituciones educativas. Los niños egresados de escuelas Montessori son aceptados sin problema alguno en todas las Instituciones Educativas, por alto que sea el nivel académico exigido, como lo es el Tecnológico de Monterrey y no solo esto, son acreedores a Becas de excelencia que logran mantener a lo largo de sus estudios. Sin embargo el reporte más importante que las diversas preparatorias y universidades refiere sobre ellos, es que son buenos seres humanos, que saben trabajar en equipo, que son cooperadores, que fácilmente brindan ayuda y que son capaces de buscar alternativas positivas, para ellos y su grupo.

Mito 2: Los niños "hacen lo que quieren", lo que lleva a la indisciplina y al caos.

Realidad: Los niños tienen la posibilidad de seguir sus propios intereses, bajo la Guía de un adulto preparado.

Aunque esta es la imagen que se tiene al conocer que los niños tienen oportunidad de libre elección, no es cierto, quien observa un ambiente Montessori, puede respirar un aire de tranquilidad, armonía y trabajo.

El darle a los niños la posibilidad de elegir su trabajo, provoca concentración, repetición y tiene como consecuencia aprendizajes significativos.

Los niños tiene libertad, pero no de hacer algo destructivo, cuentan con tan solo un tipo de libertad: la de trabajar y hacer cosas por ellos mismos, tienen la libertad de realizar cualquier actividad que sea productiva para su desarrollo y esté en armonía con el ambiente y las personas que se encuentren a su alrededor. Así, los niños no “hacen lo que quieren”, sino “quieren lo que hacen”. Por su puesto, nunca están solos, siempre hay un adulto preparado cerca, para guiarlos en sus elecciones y ofrecer actividades que favorezcan su desarrollo, tanto a nivel emocional como intelectual.

Mito 3: Los niños Montessori tienen dificultad para adaptarse a la "vida real".

Realidad: Los niños que salen de una escuela Montessori, generalmente, se adaptan fácilmente y "brillan" al integrarse a nuevos ambientes.

El objetivo principal de los ambientes Montessori es ayudarle al niño en su tarea de adaptación, es decir, convertirse en personas "de su tiempo y de su espacio". Investigaciones recientes muestran que los exalumnos del sistema Montessori se encuentran bien preparados para su vida posterior, tanto en nivel académico, como social y emocional. Los niños Montessori han mostrado resultados más altos que los niños egresados del sistema tradicional, en criterios como seguir indicaciones, entregar trabajo a tiempo, escuchar, uso de habilidades básicas, responsabilidad, cuestionamientos, muestran interés y entusiasmo en aprender y tienen facilidad para adaptarse a nuevas situaciones.

Larry Page y Sergey Brin, fundadores del conocido sitio de Internet Google se refieren a sus años como niños Montessori como un factor indispensable de su éxito. Al preguntarles, si su éxito no se debe a que sus padres son maestros de Universidad, ellos dijeron que no, que fue el haber asistido a una escuela Montessori lo que les permitió formar su auto-disciplina y tener iniciativa. Ellos dijeron que fue el sistema Montessori el que les permitió pensar por ellos mismos y les dio la libertad de responder a sus propios intereses.

Mito 4: Montessori es para "niños especiales".

Realidad: El sistema Montessori surgió de la observación de los niños íntegramente sanos. La Dra. María Montessori, inició su trabajo con "niños especiales", donde se dio cuenta que el problema de estos niños era más educativo que médico, fue con el trabajo con estos niños donde tuvo sus primeras revelaciones de lo que un acercamiento educativo adecuado podría hacer.

Pero la Dra. Montessori dejó esta tarea, para dedicarse a los niños integralmente sanos, así, ella trabajó por más de 40 años con “niños normales” y fue en base a la observación de ellos, que surgió su propuesta educativa.

Por supuesto, debido a la naturaleza del método, que se basa en el respeto de cada niño y de cubrir sus necesidades individuales, los niños con necesidades especiales se ven altamente beneficiados dentro de los ambientes Montessori.

"La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la tarea."

María Montessori

MARÍA MONTESSORI

"Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo."

              

GALERÍA DEL COLEGIO

CONTÁCTENOS